La importancia de la psicoeducación en el Trastorno Bipolar


Educar a los pacientes sobre Trastornos Bipolares
Por James Phelps, MD | 9 de enero de 2012. Adaptación y texto complementario de Rafael Gautier. Cortesía de Psychiatric Times.

El Dr. Phelps es Director del Programa de Trastornos del Humor en Salud Mental samaritano en Corvallis, Oregon. Es el autor de Why Am I Still Depresed? El reconocimiento y el envejecimiento del hombre-los altibajos del Bipolar II y Trastorno Bipolar (New York: McGraw-Hill, 2006), de la que recibe regalías. Dejó de adquirir los honorarios de las compañías farmacéuticas en 2008.

 La enseñanza de los pacientes es una función central de los médicos, y es especialmente importante en las enfermedades crónicas, como el trastorno bipolar. Para una enfermedad en la cual el malentendido de la enfermedad es la norma y en la que a menudo los pacientes no siguen las recomendaciones de tratamiento, es evidente que la psicoeducación lleva a sustancialmente a mejores resultados.

¿Qué sabe un paciente con diagnóstico reciente de trastorno bipolar acerca de su enfermedad? 

Lo más probable es muy poco y lo que él cree que sabe puede estar trabajando en contra de usted. Estas son algunas de las ideas frecuentes con las que nos encontramos en la consulta.

• No he tenido un episodio maníaco, por lo que este diagnóstico no debe ser correcto.
• Sólo quieren que yo tome un puñado de pastillas.
• El Litio hará que mis riñones no funcionen / me hace sentir como un zombi / me hace subir de peso / etc.
• Nunca voy a estar bien otra vez / conseguir un trabajo / vivir por mi cuenta / casarme / etc.
• Ahora estoy mejor, ya no tengo que seguir tomando estos medicamentos.

Un nuevo diagnóstico de trastorno bipolar es como un nuevo diagnóstico de diabetes mellitus. Hay que considerar grandes cambios en la vida del paciente.
Además de utilizar los recursos eficientes de enseñanza, debe esforzarse por enseñar a sus pacientes a aprender acerca de la enfermedad por sí mismos.
Afortunadamente, el clínico también se beneficia de este énfasis en la educación del paciente. Una de las experiencias más frustrantes de su trabajo es la dificultad de un paciente de seguir adelante con las recomendaciones de tratamiento, sobre todo cuando el resultado es otro episodio de alteración brusca en el estado de ánimo. La mejora de la adherencia y el reconocimiento de los síntomas tempranos pueden prevenir algunos de estos episodios.
Por otra parte, una mayor adhesión a las recomendaciones de tratamiento es probable que mejore la alianza global del tratamiento, haciendo su trabajo más satisfactorio y tal vez incluso un poco más fácil.
No olvidemos que Doctor (nombre, del latín Docere) implica: "Para mostrar, enseñar, hacer saber".

Lo básico del Trastorno Bipolar

Aunque los pacientes tienen una variedad casi infinita de preguntas, algunos problemas son comunes a casi todas las personas con trastorno bipolar. Los pacientes que han aprendido sobre estos fundamentos tienen resultados notablemente mejores que los que pasaron la misma cantidad de tiempo en un grupo de apoyo no directivo con terapeutas experimentados.
En un notable estudio de Barcelona, ​​España, todos los pacientes empezaron bien, pero por desgracia tuvieron recaídas a medio plazo. Sin embargo, las tasas de recaída fueron significativamente más bajas entre los que recibieron la educación y no sólo el apoyo.
El aprendizaje mediante la práctica de grupo en realidad no se consigue sólo por la eficiencia del grupo en términos estrictamente terapéuticos: debemos enseñar a los pacientes a buscar y discutir temas relacionados con la enfermedad fuera del grupo y discutirlo en el grupo.
Al sugerir recursos adicionales, asegúrese de que sean realistas para ese paciente en particular. ¿A este paciente le gusta leer libros? ¿Tiene el dinero para el libro que usted sugiere? ¿Puede manejar entrar en una librería a comprarlo, o su evitación social le impide hacer eso? Si va a recomendar un sitio Web o un vídeo, ¿Su paciente tiene acceso a una computadora en línea? ¿Está cómodo usándolo? Estas preguntas no conducen una vez más a la individualidad de los integrantes del grupo. Debemos conocer individualmente a los pacientes de un grupo; y no sólo con trastornos bipolares.

Una buena forma de empezar es sentarnos con el paciente y atender a todas sus preguntas...habrá respuestas que no abremos, y así se lo haremos saber al paciente buscando una alianza en la búsqueda conjunta del conocimiento. Si su paciente está en un grupo de terapia, fomente la discusión de libros y artículos de interés sobre los que previamente haya revisado y estudiado.
Una guía básica está disponible online de forma gratuita y existen múltiples artículos y libros sobre la enfermedad. http://www.cinteco.com/pacientes/material_recomendado/trastorno_bipolar/
En el citado estudio de Barcelona, se produjo una guía estupenda de recomendaciones aunque lamentablemente está en catalán. http://www.gencat.cat/salut/depsan/units/aatrm/pdf/guia_trastorn_bipolar_aiaqs_2010ca.pdf

No olvide que cada paciente tiene una estructura de personalidad distinta, más allá de compartir elementos sintomáticos comunes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El sufrimiento oculto del psicópata

El Incesto: lo que hay que saber de las víctimas

Personalidad según Otto Kernberg