jueves, octubre 19, 2006

La esquizofrenia suena mal


Fuente: La Voz de España, Javier Neira, Oviedo

El término, que denomina una enfermedad que sufren 60 millones de personas, es equívoco, estigmatiza a los pacientes e induce a tratamientos sólo con fármacos

El 1 por ciento de la población mundial sufre esquizofrenia, así que 60 millones de personas la padecen. El término, sin embargo, está en cuestión. Psiquiatras de diversas universidades, centros y países consideran que es equívoco, que estigmatiza a los pacientes e incluso que induce a tratamientos sólo farmacológicos. Lo común es ya hablar de esquizofrenias, en plural, porque se trata de un grupo de enfermedades. De todos modos, no es fácil que se produzca un rápido acuerdo sobre un término alternativo. Algunos proponen hablar de síndrome dopaminérgico.

La realidad empieza por las palabras. Sobre todo para la psiquiatría -al menos en algunas escuelas como el psicoanálisis-, que ha hecho curación del lenguaje. Quizá por eso ahora se cuestiona incluso el término esquizofrenia, con el que se designa universalmente la enfermedad mental más extendida. Los críticos dicen, para empezar, que agrupa erróneamente una amplia variedad de síntomas.

Peor aun, opinan que induce a tratamientos centrados en los fármacos frente a las prácticas psicológicas. Por si fuera poco, se considera que, además, tiene una carga estigmatizante que anima a suponer que los enfermos son violentos y peligrosos.

El doctor Miguel Ángel Sabogal, presidente de la Asociación Colombiana de Salud Mental, figura en la vanguardia de la lucha por eliminar de la literatura científica el término esquizofrenia, ya que «la gente le da muchos significados distintos a esa palabra. Y en su mayoría esos significados están asociados con la locura».

La esquizofrenia es un complejo trastorno de la salud mental. Los síntomas son distintos de unos pacientes a otros. En cualquier caso, es común que se presenten delirios, alucinaciones y falsas percepciones de la realidad.

El 1 por ciento de la población desarrollará esquizofrenia en algún momento de su vida, lo que indica que en este momento hay unos 60 millones de personas en el conjunto del planeta que padecen esquizofrenia. Cerca de medio millón en España. Y unos 10.000 en Asturias.

Alternativamente a la palabra esquizofrenia se ha propuesto el término «síndrome dopaminérgico». Como ha señalado recientemente Richard Bentall, profesor de Psicología Clínica Experimental de la Universidad inglesa de Manchester, «hay gente que tiene experiencias angustiosas como escuchar voces o tener temores paranoicos, pero el concepto de esquizofrenia no tiene ningún valor científico, ya que agrupa a toda una serie de diversos problemas bajo una misma etiqueta».

Por eso el psiquiatra colombiano Miguel Ángel Sabogal considera que es necesario «darle un nombre que no dé lugar a diferentes especulaciones, sino que refleje un solo significado real. En sus inicios el trastorno se denominó demencia precoz, asemejando la demencia senil. Después apareció la palabra esquizofrenia, que significa mente dividida, pero hacía más referencia al proceso psicológico que al proceso neurológico. Desde mediados del siglo XX hasta ahora se ha tenido amplia evidencia de que ésta es una enfermedad en la que hay una seria alteración biológica y se aparta mucho del concepto original que se dio al término».

Los psiquiatras consideran que los pacientes deben tratarse según sus síntomas individuales. De lo contrario, se corre el riesgo de ofrecer tratamientos que no acierten en el blanco. De ahí que se propongan nuevos términos.

Sabogal ha propuesto el nombre de síndrome dopaminérgico. Este nombre, indica, refleja con más precisión lo que está sucediendo biológicamente en el cerebro cuando alguien sufre psicosis. Efectivamente, lo que sucede es una alteración en los niveles de dopamina -un compuesto químico- que produce la aparición de los síntomas como alucinaciones y delirios.


6 comentarios:

freak_scientist dijo...

Uds los psiquiatras, lo que logran es la palogizacion de unas supuestas emfermades mentales. Tratando de transforma la psicologia. Psiquiatria = la psicologia como una ciencia natural aceptada, ya propuesta con paradigmas. Para que seas un Buen psiquiatra y no uno mas, lee a:Nestor Braunstein, Michel Foucault, J.D. Lawrence, Tomia O'vale, Thomas Kuhn, Paula Wasztslick. No lo tomes a mal "Skinner" Por que el Dsm 4 excluye a los religiosos o fanaticos? Que serian uds los psiquiatras sin el DSM 4 ?

Sociología Upla dijo...

Me parece interesante que se haya podido avanzar dentro del area clínica hacia una conceptulización
más exacta del cuadro patológico de la efermedad mental denóminada esquizofrenia, de un modo tan vago e inpreciso.
Sin embargo, continua asombrandome el atrincheramiento insano que muchos psiquiatras realizan a la hora de comprender las enfermedades mentales a la sombra de la acción del medio sobre el individuo, siendo que estudios recientes han demostrado, en discrepancia con estudios y teorias pasadas, que el factor genético no es la unica variable determinante en la aparicion de la enfermedad mental, dado que la respuesta de cada fenotípo frente a al ambiente (familiar, socioeconómico, cultural, etc.)puede presentar grandes variabilidades.
en este sentido, mi comentario se dirige a hacer un llamado a los cientificos del area clínica, para que comiencen a dar la importancia que se merece a los factores del medio. Ante lo cual sería muy interesante intentar asumir una perspectiva multidisciplinaria, que permita trabajar de manera sistematica con los factores biológicos y los del medio.
de esta manera, el papel de las unniversidades es clave, puesto a que se dentro de ellas donde se reproducen las formas de conocer y actuar dentro del campo científico. Por lo cual, entendemos que muchas veces esta perspectiva biológicista de la enfermedad mental responde a un tema político, en el sentido de que la universidades contribuyen a reproduceir las prácticas facmacológicas impulsadas tan fuertementes por las multinacionales farmacologicas dentro del campo del saber (entiendase desde la perspectiva de foucault la relacion poder-saber).
Bueno en definitiva, creo que la psquiatría deberia asumir una visión más holítica, humanista y crítica, para comenzar desarrollar nuevos avances teóricos dentro de la relación entre multiples disciplinas como la sociología, la demografía, la socioeconómia, la antropología, etc. Dado que lo importante es el bien estar de individuo enfermo y la busqueda de propuestas etiológicas concretas para explicar de manera más exacta la aparición del sindróme dopaminérgico.

Saluda Nicolás Abarca.

Anónimo dijo...

Esquizofrenia o la mente escindida, es una conceptualización valida, pero que en la medicina de avanzada se trata en plural, las esquizofrenias. Hay casos y casos, y las tipologizaciones, necesarias por cierto,siempre están abiertas a los casos.

Mira, como paciente en tratamiento, puedo contarte que logré hacer una vida normal. Eso gracias a la evaluación especifica de mi caso que contó con el apoyo de un equipo de profesionales, el seguimiento apropiado,los cambios de diagnosticos y los ajustes para hacer una vida normal. Esto es una cosa dinámica.

Creo que lo más díficil de sobrellevar es la estigmatización social. Pues estamos en una sociedad enferma. La ventaja es saberlo y cuidarse.
Sabes, probablemente debiera estar estudiando en la upla ahora, pero estoy lejos, bien lejos, destacandome en lo académico.

El problema es como dicen en su entrada : la esquizofrenia suena mal.
Tan mal; que no puedes hacer una broma, no puedes tener un estallido de rabia, no puedes pensar diferente, no puedes hacer algo sin que seas descalificado de antemano por una etiqueta.
Eso a la postre te gatilla otras cosas como depresión reactiva.

Cuando estás en un lugar, donde nadie sabe que eres portador de esquizofrenia,cambia absolutamente todo; el trato, el respeto.
Y es que algunos casos la manifestación de sintomas dura minutos. Por esos minutos de pelar cables te kagan la existencia de una manera atroz, aunque no digas nada.

Sin ir más lejos, cualquiera que se emborrache, se drogue, pela más cables que un portador.
La patología está latente y puede manifestarse en condiciones de descompensación. Pero una persona conciente y responsable logra hacer una vida normal y me atrevo a decir que con un plus, porque quedas más preparado que el común de la gente para tomarte la vida con soda.

Miro a mi lrededor y veo a montones de personas enfermas que no se tratan. Yo no soy partidario del sistema de salud actual, pero les diréque El AUGE, si funciona.

Para quienes estudian los fenómenos de la psiquis, les dejo un buen libro:
La inteligencia Emocional.

En fin, chicos, el año pasado en una conferencia dictada en la universidad en que estudio se tocó la temática de la esquizofrenia y expuse mis puntos de vista vivencial sin temor, ante supuestos defensores de la diversidad que con un doble discurso nos maltrataban.

Es irónico, pero la verdad es peor ser enfermo de inconsecuencia, que lo otro se previene con una tableta.

Finalmente, creo que hay que trabajar por una cultura de respeto, que aquí en chile estamos muy mal.

Anónimo dijo...

El 0,17% de la población española se encuentra en prisión. Esto es violencia.
El 0,14% de las personas con esquizofrenias está ingresada en un Hospital Psiquiátrico Penitenciario.
¿No está la sociedad más enferma que nosotros?
El que mata no es un enfermo mental; es un enfermo social. Y que quede claro, por favor.

coupdedes dijo...

Yo padecí un brote esquizofrénico del cual pude recuperarme, al parecer la producción excesiva de la dopamina y el tener bloqueado el sistema autónomo me hicieron primero disparar el miedo que no lo reflejaba muy a pesar mío, y empecé hace como dos años a investigar sobre supuestas voces que me recriminaban y me ponían en una situación de persecución permanente, las pesquisas que realizaba me indicaron que nadie de las personas estaba hablando en contra mía o atentando contra mi vida. Dejé pasar los eventos y triste fue para mí que el escenario se complicó, lo peor de todo era que ya no podía ajustarme a la normalidad, de pronto presté certeza a las voces inexplicables y sentía pánico, desde luego se desordenaba mi vida, y yo prestaba más interés a las conversaciones que mantenía con mi propio interior. Afortunadamente nunca solté los hilos del mundo real, y poco a poco iba asimilando que yo estaba falseando en mi actuación, que no era posible que yo actuara de manera equivocada en cuanto a prestar validez a las voces que no me dejaron por espacio de casi 8 meses. La curación fue realizada con la administración de una dosis diaria del antipsicótico olanzapina, y los síntomas de alucinaciones auditivas desaparecieron por completo. Ya he vuelto a trabajar, y ya he tomado el timón de mi barco, pero fue un gran calvario sufrir la esquizofrenia.

Un saludo, a mí me gusta la Literatura, y por estos meses de recuperación, me he lanzado a contar a través de mi propio blog, el distinto material que encuentro sobre la esquizofrenia, si es de tu agrado te dejó la dirección del blog: patoalucines@blogspot.com, y espero en algunas ocasiones podamos mantener contacto a través de la red.

Anónimo dijo...

Me parece correcto que se de un nombre que de en el blanco a lo que respecta la esquizofrenia ya que esta presenta muchas anomalias y que no tiene que ver con todo el conjunto de sintomas acaecidos en uno solo, es mi opinion por que soy una chica joven que tiene esta enfermedad y esta luchando a que un dia cese y sea una persona normal en todos los sentidos.

BIENVENIDOS DE NUEVO

Ante todo, darles nuevamente la bienvenida a todos nuestros lectores a su Blog de Teorías de la Personalidad. Por motivos relacionados con ...