La personalidad ansiosa aumenta el riesgo cardiaco



MADRID, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -
Los pacientes cardiacos con una personalidad 'ansiosa', la denominada del Tipo D, podrían sufrir un mayor riesgo de problemas cardiovasculares en el futuro, según un estudio de la Universidad Tiburg en los Países Bajos que se publica en la revista 'Circulation' de la Asociación Americana del Corazón.
En el estudio se analizaron informes de más de 6.000 pacientes y se descubrió una asociación entre la personalidad ansiosa y los futuros problemas cardiovasculares en los pacientes cardiacos.
Según el sistema de clasificación de la personalidad, la Tipo D está marcada por las emociones negativas crónicas, el pesimismo y la inhibición social. Este perfil de personalidad se determina utilizando un cuestionario breve de 14 aspectos que mide la inhibición social y el estado global de ánimo. Los pacientes responden a frases como "soy una persona cerrada" y "me siento infeliz con frecuencia".
Los investigadores descubrieron que los pacientes cardiacos Tipo D tenían tres veces más riesgo de incidentes cardiovasculares como enfermedad arterial periférica, angioplastia o bypass, fallo cardiaco, trasplante cardiaco, ataque al corazón o muerte.
"Los pacientes Tipo D tienden a sufrir mayores niveles de ansiedad, irritación y estado depresivo en todas las situaciones y épocas y no comparten estas emociones con los otros por miedo a su desaprobación", señala Viola Spek, responsable del estudio. "Descubrimos que la personalidad Tipo D predice la mortalidad y la morbilidad en estos pacientes, con independencia de los factores de riesgo médicos tradicionales".
La clasificación alfabética de la personalidad se remonta al reconocimiento del patrón de conducta Tipo A, probablemente el más conocido, asociado con una progresión cardiovascular mala. Los individuos Tipo A son competitivos, se centran en los logros y tienen sensaciones de urgencia y hostilidad.
Los investigadores analizaron 49 estudios de personalidad Tipo D y sobre salud cardiaca o psicológica con el paso del tiempo. El perfil tipo D se vinculaba también con tres veces más riesgo de trastornos psicológicos que incluían depresión clínica, ansiedad o salud mental pobre.
Los autores del trabajo consideran que tales características de la personalidad podrían proporcionar a los médicos la posibilidad de intervenir antes con un asesoramiento psicológico o de conducta y quizás mejorar los resultados cardiovasculares.
"La personalidad Tipo D y la depresión son manifestaciones distintas del malestar psicológico, con efectos cardiovasculares independientes. Nuestros descubrimientos apoyan el uso simultáneo de las medidas de depresión y de la personalidad del Tipo D para identificar a los pacientes de mayor riesgo", concluye Johan Denollet, director del estudio.
Los pacientes Tipo D parecen responder de forma diferente al estrés cardiovascular. Esta personalidad se asocia con diferencias en el cortisol, una hormona que puede aumentar de forma transitoria la presión sanguínea y también se puede relacionar con los niveles elevados de inflamación. Además los pacientes cardiacos con personalidad Tipo D podrían ser menos propensos a acudir a visitas periódicas para comprobar su estado de salud o entenderse con sus médicos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El sufrimiento oculto del psicópata

El Incesto: lo que hay que saber de las víctimas

Personalidad según Otto Kernberg