Los neandertales y los humanos modernos comparten el 99,5% de su genoma, según un estudio


Ciéntificos alemanes estudian el genoma del homínido y ya han secuenciado un millón de 'letras'

EFE - Madrid
ELPAIS.es

Las secuencias genéticas del hombre de Neandertal y del hombre moderno comenzaron su evolución por separado hace aproximadamente 500.000 años, según estima un grupo de científicos, que ya han secuenciado un millón de letras del genoma de esta especie de homínidos, en un estudio que publica esta semana la revista británica Nature. Los neandertales son la especie extinta de homínidos más estrechamente relacionada con el hombre moderno, por lo que descifrar su genoma aportará una valiosa información sobre la evolución genética del ser humano, según ha explicado el director del estudio, el genetista Svante Paabo.

La investigación dirigida por Paabo, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Leipzig (Alemania), se hace pública cuando se cumplen 150 años del hallazgo en el valle del río Neander (Neandertal en alemán) de los primeros fósiles de ese homínido. Desde hace 400.000 años, de cuando datan los restos fósiles de neandertales más antiguos, hasta su extinción hace unos 30.000 años, esos homínidos desarrollaron rasgos morfológicos que le hicieron cada vez más diferentes de los ancestros del hombre moderno que estaban evolucionando en África.

¿Hubo cohabitación?

El carácter de la interacción entre los neandertales y los hombres modernos, que se expandieron desde África hace entre 40.000 y 50.000 años y sustituyeron eventualmente a los neandertales así como a otros homínidos arcaicos, es aún objeto de debate. Aunque no hay prueba de cohabitación entre las dos especies en ningún yacimiento concreto, sí hay evidencias de solapamiento geográfico y temporal antes de la desaparición de los neandertales, según los autores del estudio. Además, algunos grupos tardíos de neandertales adoptaron rasgos culturales, como la decoración corporal, "potencialmente a través de interacciones culturales con los nuevos modernos humanos".

Tras someter a prueba a más de 70 muestras de diferentes yacimientos de Europa y Asia Occidental, entre ellos la cueva de El Sidrón, en Asturias, los científicos analizaron el fósil de un Neandertal de hace 38.000 años encontrado en la cueva de Vindija en Croacia, que estaba "excepcionalmente libre de contaminación del ADN del hombre moderno", según los científicos. Los expertos analizaron más de un millón de parejas bases de ADN, que suponen sólo un 0,03% de los 3.200 millones que componen el genoma completo del Neandertal, y compararon después los resultados con la secuencia genética del ser humano y el chimpancé.

Según el estudio, si el momento en que se produjo la separación entre los ADN de los humanos y los chimpancés se considera que se produjo hace 6,5 millones de años, el que corresponde a la divergencia entre la secuencia genética de humanos modernos y neandertales se cree que tuvo lugar hace una media de 516.000 años, ya que oscilaría entre hace 465.000 y 569.000 años. Ese divorcio entre los linajes del homínido y el hombre moderno depende, a juicio de los científicos, de la separación evolutiva entre el chimpancé y el ser humano, "que es una fuente de incertidumbre mucho mayor". El estudio indica que las poblaciones de neandertales pueden haberse expandido desde poblaciones de pequeño tamaño, al igual que ocurrió con el hombre moderno.

Terminado en dos años

"Esto puede ser una diferencia entre los homínidos y los simios, que no se expandieron de la misma forma a partir de pequeñas poblaciones", explica Paabo. Los autores del estudio se proponen descifrar por completo el código genético del Neandertal y esperan tenerlo listo dentro de dos años. "Esto nos permitirá, para cada secuencia diferente entre los genomas de los chimpancés y los humanos, decir si ocurrieron antes o después de que nos separáramos de los neandertales. Además, podremos ofrecer un catálogos de todos los cambios que son únicos del hombre moderno", indicó Paabo.

Richard Ed Green, otro de los científicos que ha participado en el estudio, destacó, por su parte, la importancia de lograr el genoma completo del Neandertal. "Podremos comparar las secuencias genéticas de los neandertales y los humanos para aislar los cambios genéticos que ocurrieron en los últimos cientos de miles de años de la evolución humana, que son los responsables únicos de los últimas modificaciones evolutivas del hombre moderno", explicó. Por ejemplo, "esos cambios podrían sustentar aspectos como la increíble capacidad que tenemos los humanos para transmitir información culturalmente", indicó.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El sufrimiento oculto del psicópata

El Incesto: lo que hay que saber de las víctimas

Personalidad según Otto Kernberg